Una Bomba: Cuenta regresiva!

‘El lugar más rico del mundo es el cementerio, porque ahí están enterrados los sueños que no se cumplieron, los libros que no se escribieron, los proyectos que no se realizaron.’

Y agrego, ahí están las canciones nunca compuestas, los cuadros nunca pintados, las esculturas nunca esculpidas, los templos nunca construidos, las verdades nunca dichas, los secretos nunca confesados, las ideas nunca concretadas, las metas nunca alcanzadas.

Yo no quiero que mi herencia quede enterrada junto con mi cuerpo. Yo quiero que mi herencia sea desparramada por el mundo que me rodea. Yo quiero que mi tumba sea el lugar más pobre del mundo, y dejar todas mis riquezas en esta tierra. Yo quiero dar absolutamente todo lo que tengo, no guardarme nada. ¿Para qué querría llevar al polvo mis palabras? ¿De qué me servirían los abrazos nunca dados? ¿Qué propósito tendría llevarme a Dios en mi corazón, encerrado en un cajón? ¿Qué fin tendría guardar Su amor dentro de un poco de madera? ¿Para qué querría guardar Sus promesas debajo de la tierra? Espero que nada de lo que tenga para decir, se pierda por ahí. Espero que ninguno de los abrazos que nazcan en mi corazón, queden sin regalar. Espero, y de todo corazón, que Dios no sea sólo para mí. Espero jamás guardar Su amor dentro de un poco de madera y que NUNCA Sus promesas queden bajo tierra. ¿Y vos qué vas a hacer? ¿Qué pensás hacer con tus sueños? ¿Qué planes tenés para tus proyectos? ¿Cuántos abrazos tenés para dar? ¿Te vas a guardar a Dios sólo en tu corazón? ¿O vas a desparramar Su amor por doquier? ¿Vas a guardar Sus promesas en un cajón sólo por temor? ¿O vas a creer en Sus promesas e ir en pos de ellas? ¡No te quedes en tu lugar! ¡Tenés mucho potencial!

Potencial significa:

  1. -Que no es o no existe, pero tiene la posibilidad de ser o de existir en el futuro.
  2. – Que puede suceder o existir, en contraposición de lo que ya existe.
  3. – Fuerza o poder del que se dispone para lograr un fin.

Tenés un potencial, algo que todavía no fue usado. Está ahí, dentro tuyo, ¡esperando existir! Esperando volverse realidad. Algo que puede suceder, y puede contrastar con lo que ya existe. No con lo existe en vos, sino con lo existe en el mundo. Tenés un potencial que está a punto de estallar para ir en oposición a este mundo, para llevar amor donde hay odio, para llevar alegría donde hay tristeza, para llevar paz donde hay intranquilidad, para llevar el Sol donde está la tormenta. Es una fuerza que disponés dentro tuyo para lograr un fin, sí, para alcanzar el propósito de Papá para tu vida. Para eso Dios te cargó de todo ese potencial, para cumplir los planes que tiene para vos. Ese potencial que tenés es el poder que todavía no fue usado, los recursos en reserva, es lo que podés llegar a ser, y declaro que ¡vas a llegar a ser! Es lo que podés lograr, y lo que por fe, ¡lo vas a lograr! No sólo podés, sino que lo vas a hacer. No tengo dudas de eso. Dios está sumamente interesado no sólo en quién sos, sino en quién serás. Él puede ver mucho más allá de lo que vos estás viendo, y si Él apuesta por tu vida, es porque Él ve lo que vas a lograr. Él ve lo que puede y va a hacer en tu vida. Si Él insiste e insiste con vos, es porque Él sabe bien todo lo que vas a alcanzar. Si Él se toma el tiempo de trabajarte, de pulirte, de enseñarte, de formarte, de moldearte a Su imagen y semejanza cada día más, es porque Él ve el producto terminado, Él ve la obra de arte que va a resultar de tu vida. Él ve más allá de tus ojos, y se fascina. Se fascina con la obra de Sus manos, se enamora cada día más. Se sonríe cada vez que te ve, eso quiere decir en todo momento, porque jamás quita sus ojos de tu vida. Él ve el potencial que tenés, y por eso te pide más. Porque sabe hasta dónde podés dar, sabe cuánto podés lograr, sabe todo lo que podés alcanzar. Él quiere sacar lo mejor de vos, no lo bueno, no lo suficiente, sino lo mejor. Y no va a parar, no va a parar hasta ver Su propósito cumplido en tu vida, no va a parar hasta verte en tu punto máximo. No va a permitir que te lleves a la tumba todo ese potencial, aún en tu vejez te va a usar. Vas a ser usado aún en tus últimos años, usado para seguir transmitiendo sabiduría, para seguir dando conocimiento, para seguir siendo guía, para seguir siendo maestro, para seguir orientando vidas, para seguir marcando

generaciones, para seguir influyendo donde estés. Eso no se va a acabar cuando envejezcan tus huesos, ni aún después de eso. Aún estando en la presencia de Papá, tu vida va a continuar siendo ejemplo; aún después de eso, vas a ser recordado y tu vida seguirá enseñando. Aún después de haber acabado, tu vida seguirá marcando. ¿Por qué? Porque tu potencial no va a quedar guardado en un cajón, tu potencial va a ser explotado y desparramado por donde quiera que vayas. Las semillas del árbol que es tu vida van a ser desparramadas por toda la Tierra, y bosques saldrán de ellas. Porque esas semillas crecerán, serán árboles fuertes, de raíces firmes, y darán a su vez más semillas, y así, de manera tal que bosques saldrán de vos. Vas a marcar generaciones, porque cada vida que marques, es marcada para siempre. Y por cada una de esas vidas, familias serán cambiadas, maldiciones de generaciones serán cortadas, bendiciones por generaciones serán desatadas. Porque no se acaba en las personas que vos vas a marcar, sino que continúa en las vidas que esas mismas personas marcarán después. Es algo de nunca acabar.

‘Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.’ Génesis 12.2

¡TENÉS UNA BOMBA EN TUS MANOS!

Comienza la cuenta regresiva…

Be Sociable, Share!

Quizás Te Interese:

salud ad

Comenta

Responde

CommentLuv badge