Un llamado a la madurez

Ser maduro implica ser sensato, estar cuerdo, ser prudente. La prudencia está asociada al discernimiento, a la capacidad de distinguir qué es bueno o malo.

 

Un llamado a la madurezAsimismo, otra característica de la prudencia, asociada a la madurez, es el dominio propio.

Un llamado a la madurez

El libro de Romanos, entre los capítulos 12 al 16, se caracteriza por contener una cantidad importante de recomendaciones éticas. El propósito de estas recomendaciones es ayudar al cristiano a no perder de vista cómo es la conducta madura que agrada a Dios.

 

Muchas cosas en la vida cristiana se sobreentienden, o se las considera obvias, por lo cual todo lo que implique recordar o prevenir incomoda a quien recibe las recomendaciones.

Sin embargo, a la hora de afrontar la realidad, se tiende a buscar atajos, y se imitan muchas de las conductas características de este mundo.

Esto pasa, por que muchos cristianos no quieren ser tomados por tontos, y terminan contestando o actuando igual que aquellos que asumen una conducta carnal (dando lugar a los bajos deseos).

¿Dónde está la diferencia? Si se actúa con el mismo nivel de bajeza que el mundo propone.

Sin embargo, para que esto no suceda, es necesario que busquemos, cada día, conscientemente, madurar en nuestra conducta cristiana.

Un llamado a la madurez

Inicio.

  1. Busca cuidar su situación delante de Dios.

  2. Busca discernir el sacrificio de Cristo.

  3. Cuida afirmar los objetivos comunes.

Quizás Te Interese:

salud ad

3 Comentarios

Responde

CommentLuv badge