¡Todo o Nada!

Abraham y Sara

Dios nos llama a la excelencia.
Comparemos las palabras “Promedio”, significa: es lo mejor de lo peor y lo peor de lo mejor, la mitad de las cosas, Y la palabra “Excelente” significa: que sobresale, de calidad superior.
Cuando lo vemos así nos damos cuenta que Dios no llama a la excelencia, nos llama a alcanzar la estatura y plenitud de Cristo, nos llama a dar Todo y más de nosotros mismos.

Para poder sobresalir en el plano común de la vida necesitamos un poco más de determinación, de amor y de fe, como por ejemplo:
1. 1.Los 4 amigos del paralítico que abrieron el techo de la casa donde estaba Jesús, para bajarlo y que Él sane a su amigo paralítico, si ellos no hubiesen tenido ese “extra” de determinación no lo hubiesen logrado. (Marcos 2:1-12)

2.David, aunque fue pequeño, tuvo fe de que Dios lo usaría a él y a sus honditas para derrotar al gigante. Abraham tuvo fe y dejó que Dios tome el control de su vida, deambulo por el desierto, se separo de su familia, entrego todo por Dios, y creyó cuando le dijo que Sara a los 99 años iba a quedar embarazada. La mujer con el flujo de sangre desde sus pensamientos ya tuvo fe. (Marco 5:27-28)

Mujer con el flujo de sangre.

3. Jesús tuvo mucho más amor por otros que cualquier persona en el mundo, y eso hizo que sobresalga de la multitud, y hacerse tan famoso que hasta hoy día fue el único capaz de partir la historia en dos.

Necesitamos tener esto y así Dios podrá usarnos en toda nuestra plenitud y capacidad, y realmente podremos llegar a la excelencia, demos todo y más, por aquel que no amó primero, no seamos conformistas, vayamos una milla extra y veremos la gloria de Dios en nuestras vidas.

Aracy Catanas

Quizás Te Interese:

salud ad

5 Comentarios

Responde

CommentLuv badge