Tenemos que sacrificarnos

Tenemos que sacrificarnos

“Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible”.
1 Corintios 9.25

Las cosas que valen, cuestan, si querés progresar en cualquier área de tu vida tenés que estar dispuesto a hacer un sacrificio.

Las personas de alto rendimiento en lo que hacen se comportan como atletas, están dispuestos a abstenerse de un montón de cosas en pro de alcanzar un objetivo.

Por eso las personas que logran resultados extraordinarios, los logran debido al extra que realizan en su vida.

No te olvides que lo que convierte a una persona ordinaria en extraordinaria es, precisamente, el extra que realiza en su vida.

  • Para crecer en tu vida espiritual necesitarás dedicar tiempo devocional.
  • Para crecer en tu trabajo necesitarás adquirir nuevas habilidades.
  • Para crecer en tu profesión necesitarás un mayor nivel de capacitación.
  • Para crecer económicamente necesitarás ahorrar más y consumir menos.
  • Para crecer en tu vida familiar necesitarás más comunicación y menos televisión.

Por eso prestale atención a la utilización de tu tiempo, al cuidado de tu salud, al desarrollo de tu vida espiritual y a tu dedicación familiar, y no dudes en sacrificarte en pro de estos.

Preguntate cuál es el precio que tenés que pagar para alcanzar aquello que querés lograr, y disponete a actuar en consecuencia.

Si Dios te ha dado una palabra rhema es porque quiere que eso se vea cumplido en tu vida, para su gloria y tu bendición.

Pero recordá siempre que junto con la rhema hay que tomar el remo y ponerse a remar hasta que la rhema se haga realidad en nuestra vida.

Yo bendigo tu vida para que puedas desarrollar el extra que te convertirá en una persona extraordinaria para la gloria de Dios y tu propia bendición.

 

Pr. Daniel Gonzalez

Quizás Te Interese:

salud ad

Comenta

Responde

CommentLuv badge