Presupuesto mensual de gastos

Presupuesto mensual de gastos

“Porque ¿quién de vosotros queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?”.
Lucas 14.28

 

Todos nosotros tenemos una torre básica y elemental que edificar cada mes, esto es lo que nos cuesta vivir mensualmente, de ahí en más distintos tipos de torres: comprar mi casa, un automóvil, ahorrar para las vacaciones, para un emprendimiento, etc.

En esta ocasión Jesús da dos instrucciones precisas y de gran sabiduría para edificar una torre, y estas son: sentarse y calcular.

Sentarse, esto significa tomarse su tiempo a la hora de hacer las cuentas. Aplicá literalmente este principio, y cuando tengas que hacer tu presupuesto mensual de gastos sentate y dedicá tiempo a reflexionar en qué y cómo utilizarás tu dinero.

Calcular, esto significa hacer los cálculos, es decir, fijarse de forma detenida si el dinero te alcanzará para cubrir la forma en que deseás vivir.

Elaborar un presupuesto no es ninguna ciencia, simplemente se toma un papel y lápiz y se enumeran los ítems según su orden de importancia, para poder utilizar el dinero primeramente en lo que es primordial, y después recién en lo que es secundario.

No te olvides que todo presupuesto debe contemplar también los siguientes ítems:

Imprevistos. Ejemplo: rotura de un electrodoméstico.
Previstos. Ejemplo: el comienzo de las clases en marzo.
Proyectos. Ejemplo: terminar de construir nuestra casa.
Remplazos. Ejemplo: eliminar un ítem para asignarlo a otro.

Para controlar el funcionamiento del presupuesto es fundamental dividir el dinero en las distintas partidas que están asignadas. Ejemplo: separándolo en sobres, para de esta forma poder controlar mejor cómo estamos utilizando nuestro dinero.

Presupuestar significa presuponer, es decir, suponer antes de, por eso primero debo establecer cuánto voy a gastar en un ítem y después sujetarme a gastar lo que he presupuestado.

La clave del presupuesto es gastar lo que se anotó y no anotar lo que ya se gastó, como hace la mayoría de la gente, ya que una vez gastado el dinero no sirve de mucho anotarlo.

Yo bendigo tu vida con pericia  para la  planificación financiera, para que puedas desarrollar un presupuesto mensual de gastos y de esta forma, poder optimizar la utilización de tu dinero.

 

pr. Daniel Gonzalez

Quizás Te Interese:

salud ad

Comenta

Responde

CommentLuv badge