Típicas peleas matrimoniales

Santiago 4:1 “¿Saben por qué hay guerras y pleitos entre ustedes? ¡Pues porque no saben dominar su egoísmo y su maldad!”

peleas matrimoniales

Peleas matrimoniales

Sucede muchas veces que las parejas comentan que se aman y no hay problemas relevantes, pero tienen inconvenientes para llevarse bien. Siempre hay argumentos tras argumentos que terminan en peleas innecesarias. Ocurre que pequeños detalles se terminan amplificando hasta llegar a tal nivel de tensión constante que todo termina pareciéndose una cuestión de gran importancia.
Santiago 4:1 dice: “¿Saben por qué hay guerras y pleitos entre ustedes? ¡Pues porque no saben dominar su egoísmo y su maldad!” Santiago nos dice que la causa de esos argumentos son los deseos opuestos. Cuando mis deseos opuestos chocan con los deseos del otro, las chispas van a volar.

La Biblia deja muy claro que hay tres deseos básicos que causan el conflicto: las posesiones, el placer y el orgullo. Estos deseos son legítimos y dados por Dios a menos que estén fuera de control. Cuando estos deseos se colocan por encima de la otra persona y se convierten en las cosas más importantes de tu vida, van a aparecer los conflictos.

La gracia es el poder de Dios para cambiar. ¿Qué te gustaría cambiar de ti mismo? Sea lo que sea, necesitas de la gracia para hacerlo. ¿Qué quieres cambiar en tu matrimonio? Lo que usted quiera cambiar no puede hacerlo por su cuenta. Usted necesita la gracia, y sólo hay una manera de conseguirlo: humillándote. Dios no le da la gracia a las personas que están llenos de orgullo y piensan, “yo puedo hacerlo por mi cuenta.” Él la da cuando vienen y dicen: “Dios, necesito tu ayuda.”

Quizás Te Interese:

salud ad

Comenta

Responde

CommentLuv badge