¡¿No puedo más?!

depender de Dios devocional“Yo dependo de Dios, Él me acompaña, aún siendo difícil lo que tenga que hacer. Si Satanás me viene a tentar, el Poderoso Dios me va a ayudar. ¡No!, diré al tentador, ¡Si! diré al Señor. Cristo que vive en mí, fuerzas me da para decir NO al Tentador y SI al Señor”.

depender de Dios devocionalDepender de Dios tiene grandes implicaciones. Hace poco, vi una nota de mi colega Viviene Morais quien está pasando junto a su linda familia, una durísima situación: -la enfermedad de su hija Mariana; y quiero reflexionar a través de algunos de sus comentarios.
La Biblia dice: “Pero el Señor estaba con él y lo trató con bondad, concediendole la simpatia del carcelero”. Génesis 39:21.
Esta es una de las lindas historias registradas en la Palabra de Dios: la de José el hijo de Jacob.
Aparentemente todo le salía mal. Pero siempre que “todo le salía mal”, Moisés el autor de este libro, menciona “y Dios estaba con él”. ¿Te has sentido así? A veces todo nos viene arriba a la misma vez.
¿Cómo puede alguien recibir mal, cada vez peor y Dios bendecirle? Qué bueno que fue registrada esta historia en la Biblia para hablarnos sobre la perseverancia en la fe.
Así nuestra fe es alimentada y animada. Y todo lo que recibimos es por Su gracia. Alcanzamos el perdón de pecados cuando reconocemos la necesidad de un Salvador. Todos los que creen en Jesús reciben este regalo de la Gracia de Dios.
Pero Dios tiene un trato especial con aquellos que son misioneros y que viven por la fe. Con aquellos que dejan de depender del salario de un empleo seguro, y dependen completamente de la iglesia de Dios.
De pensarlo da miedo, ¿Verdad?
¿Cómo vamos a vestir y alimentar a nuestros hijos? ¿Con la blusa o el zapato o el pantalón de aquel hijo de un amigo?
¡Qué “vergonzoso” depender de otros… son muchas las preocupaciones! Nosotros las tuvimos también. Aún así Dios nos llamó a servirle entregandonos totalmente a Él.
¡Cuántas experiencias vividas! Algunas veces sintiendonos humillados (a veces hasta por aquellos que dicen ser la iglesia de Jesús). Otras veces deseabamos tener lo que otros tenían y no podíamos. Pero, la mayor parte del tiempo vivimos mejor que si tuviéramos un empleo y salario fijo, porque nuestro jefe, nuestro sustentador, nuestro Señor nos cuida con fidelidad. Si estuviera en tu lugar… me entregaría ahora mismo al Salvador o al servicio misionero, sin miedo.
Dios es tan precioso que no nos deja sin alimento, pero tampoco sin vestido. Dios siempre provee. ¡Qué privilegio ser su hijo! ¡Que gozo ser su sirvo!
Pensamiento: No dejes que el Tentador haga en tu mente guaridas. Vive la fe dependiendo sólo de Dios.

Oración: Dios, gracias por tu vida en la mía a través de tu Santo Espíritu, porque cuando me siento débil y pequeño, puedo descansar en ti. En el nombre de Jesús. Amén.

 

Ronelx Aguilar Villavicencio.
Director del Dpto de Ministerios.
APEN-Cuba.

Be Sociable, Share!

Quizás Te Interese:

salud ad

Comenta

Responde

CommentLuv badge