Maneras en las que no pierdes el tiempo

Isaías 30:18 “… ¡Dichosos todos los que en él esperan!

no perder el tiempoComúnmente se acostumbra decir que, esta temporada, otoño, es temporada de caza. Durante algunas semanas de cada año, a los cazadores con licencia se les permite salir a los bosques y cazar, diversas especies de vida salvaje. Estando en el lugar de la acción, los cazadores preparan un lugar especial y se sientan en silencio durante horas, esperando a un ciervo u otro animal que pase y así poder disparar.

Cuando pienso en los cazadores que son tan pacientes cuando se trata de esperar a los ciervos, pienso en lo impacientes que podemos ser cuando tenemos que esperar en Dios. Quizás el problema es que, a menudo, comparamos el hecho de “esperar” con “perder el tiempo”. Si estamos esperando algo (o a alguien), pensamos que no estamos haciendo nada, lo que, en nuestra cultura, se traduce como una pérdida de tiempo

Pero la espera sirve para muchos propósitos. En particular, se demuestra nuestra fe. Aquellos que tienen una fe débil son a menudo los primeros en tener que esperar, mientras que aquellos con la mejor fe están dispuestos a esperar indefinidamente.

Cuando leemos la historia de la Navidad en Lucas 2, vemos a dos personas que demostraron su fe por su disposición a esperar. Simeón y Ana esperaron mucho tiempo, pero su tiempo no fue perdido, sino que los puso en un lugar donde pudieran ser testigos de la venida del Mesías (Lucas 2:22-38)

Al no recibir una respuesta inmediata a la oración no es razón para renunciar a la fe.

Tu tiempo no se está echando a perder.

Quizás Te Interese:

salud ad

1 Comentario

Responde

CommentLuv badge