Maravillante Estructura Humana

Jeremías 18:6

Nueva Traducción Viviente (NTV)

«¡Oh, Israel! ¿No puedo hacer contigo lo mismo que hizo el alfarero con el barro? De la misma manera que el barro está en manos del alfarero, así estás en mis manos

Nuestra estructura como personas, fue planeada por el Señor para concretar sus proyectos en la tierra.
El apóstol Paulo enseña que cada uno construye su casa, de acuerdo con el materia prima que tenga. Algunos construyen con piedra, otros lo hacen con oro, por tanto muchos apenas edifican con paja.
Pablo también nos enseña que el Espíritu nos otorga diferentes dones, llevando en cuenta nuestra capacidad, osea, somos parte del cuerpo de Cristo, pero somos diferente exactamente para ejercer diferentes funciones.
Dios se presenta como Alfarero y declara su soberanía como el dibujante del papel que desempeñamos en la vida. Esto quiere decir que el Alfarero no se somete a las características y limitaciones del barro. El barro, entre tanto, tiene que someterse al diseño y a la técnica del ceramista.
El objetivo del texto de Jeremías es decirnos, al barro, que debemos someter nuestra voluntad al Alfarero, Sin modelos, parámetros del Señor, nuestro valor nunca ira  mas allá que el simple barro.
Pr José Neves Arraial do Cabo, Rio de Janeiro, Brasil

Quizás Te Interese:

salud ad

Comenta

Responde

CommentLuv badge