La pornografía destruye matrimonios

pornogdestruye¿Quién tiene la culpa Cuando los hombres se convierten adictos a la pornografía? Cuatro errores que las esposas deben evitar…

¿Sabía usted que…:

– El 10 por ciento de la población mundial es adicta a la pornografía?
-El 25% de las busquedas en Internet son pornográficas?
– Aunque sea sorprendente para muchos, los usuarios de la pornografía eventualmente ponen en un segundo plano a la religión, al matrimonio, a la familia, al trabajo y a las amistades frente a su deseo de pornografía?
– Cada segundo 30 mil usuarios de Internet están viendo pornografía?

Si usted tiene alguna sospecha de que su marido puede estar involucrado en la pornografía, no debe cruzarse de brazos. Te arrepentirás si esperas a ver las pruebas, porque en el momento que lo confirmes, puede que sea demasiado tarde. Si su marido no tiene nada que esconder, entonces no debería tener problemas con su deseo de rendición de cuentas.
– Si usted está lista para enfrentar la verdad sobre los hombres y la pornografía, existen algunas trampas importantes que usted debe conocer antes de enfrentarse a su marido. Usted debe ser consciente de estas cuatro cosas, ya que tienen consecuencias eternas.

1. No crea que es sólo un “pequeño problema”.
2. No acepte la responsabilidad o la culpa de su problema.
3. La pornografía es un problema espiritual con consecuencias eternas.
4. No pueden luchar la batalla solos.

En primer lugar, la pornografía no es un juego de niños. Rápidamente se convierte en una adicción tan poderosa como cualquier droga, y al igual que las drogas, agarra de una persona en un dominio que es casi imposible de romper.

En segundo lugar, si su esposo está involucrado en la pornografía, puede que te encuentres pensando que hay algo mal con usted como esposa. No creas esa mentira durante ni un segundo.

Es muy importante señalarle con el dedo en la dirección correcta, porque si usted está dispuesta a asumir la culpa de su problema, nunca se enfrentará a él, y sin él, el problema nunca se resolverá. Él probablemente tuvo una adicción sexual mucho antes de conocerte.

En tercer lugar, la pornografía es un asunto espiritual, porque un hombre tiene necesidades que se han convertido en su dios y constantemente busca maneras de adorarse a sí mismo.

El problema de su marido con la pornografía está devastando su alma. Eso es un infierno y, literalmente, está atado a vivir una vida infernal, en su intento de alimentar a un monstruo en crecimiento que no se puede satisfacer.

Por último, toda esta información sería muy desalentadora si tuviera que encontrar la manera de hacer frente a todo por usted misma. Gracias al Señor que no es así. Dios es una torre fuerte que quiere liberarla a usted y a su marido de las garras de la pornografía. En primer lugar, debe buscar Su guía y consuelo. El paso más difícil, pero el más importante a tomar, es reconocer la necesidad de su marido de redención.

Pídale a Dios que le dé el deseo de encontrar ayuda. Busque un consejero matrimonial cristiano que te puede llevar en la dirección correcta. Hay principios bíblicos que se pueden implementar en las relaciones rotas que pueden hacer que la redención, la reconciliación y la restauración sea posible.

Si quiere salvar su matrimonio por el veneno de la pornografía y restaurar la confianza y la verdadera intimidad de su matrimonio, usted debe tomar todas las medidas necesarias para ayudar a romper la esclavitud de la adicción a la pornografía de su marido.

Quizás Te Interese:

salud ad

Comenta

Responde

CommentLuv badge