Descubre cuál es la paz que da Dios

Filipenses 4:7 …Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender…

la paz que Dios daSiempre estamos corriendo tras el afán de tener una vida exitosa, considerando que cada uno tiene definiciones de éxito diferentes. Muchos ponemos nuestros esfuerzos en obtener más y mejores cosas, tener un status socio-económico más alto, etc.  Otros se involucran más con lo “espiritual” esforzándose en actividades ministeriales y proyectos eclesiásticos. Pero la raíz de todas las motivaciones es la misma; todos estamos buscando una vida llena de paz.
Desafortunadamente, el mundo nos conduce a simplemente fijar y exceder nuestras metas sin siquiera tomar un tiempo para examinar lo que nuestro corazón realmente anhela. ¡Anhela paz! No estoy para nada en contra de las metas, pero sí debemos entender que el cumplimiento de las metas en sí mismas nunca nos dará paz.

La falta de paz, primero que todo, es el resultado de nuestra condición pecadora. Cuando el hombre decidió poner sus deseos por encima de la voluntad divina y perfecta de Dios, el pecado entró al mundo y la paz se convirtió en algo engañoso.

La paz comienza con el perdón de los pecados a través del arrepentimiento y la fe en Jesús, y eso crece así como vamos viviendo en sujeción al Espíritu Santo; “…preocuparse por seguir las inclinaciones de la naturaleza débil lleva a la muerte; pero preocuparse por las cosas del Espíritu lleva a la vida y a la paz.“(Romanos 8:6)
Al leer lo que les envía Pablo a los Filipenses, podemos extraer un especie de “receta” para una vida de paz:

Philippians 4:4-7 “Alégrense siempre en el Señor. Repito: ¡Alégrense! Que todos los conozcan a ustedes como personas bondadosas. El Señor está cerca. No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también. Así Dios les dará su paz, que es más grande de lo que el hombre puede entender; y esta paz cuidará sus corazones y sus pensamientos por medio de Cristo Jesús.”

– Alégrate.
– No dejes de alegrarte.
– Sé bondadoso.
– Recuerda que el Señor está cerca.
– Termina con la ansiedad.
– Ora, sobre todo con un corazón agradecido.

Si a tu vida le hace falta paz, la única solución es acercarte a Dios. Él es la verdadera paz.

Be Sociable, Share!

Quizás Te Interese:

salud ad

2 Comentarios

Responde

CommentLuv badge